Atajo de Navegación:
Alterno
Hola queridos lectores una vez más les doy la bienvenida a otra entrega de esta sección, “Soy María”.
 
Primeramente quiero contarles de una experiencia que tuve cuando intenté comprar un boleto de avión por internet en las aerolíneas más conocidas de nuestro país. Yo necesitaba viajar a la ciudad de Oaxaca a la Inauguración de una biblioteca para ciegos, ceremonia en la que tendría una participación, así que decidí que lo más rápido sería comprar en línea.
 
Como primera opción entré a la página de Aeroméxico en la cual me llevé una desagradable sorpresa, ya que para poder encontrar la sección donde se compran los boletos tuve que hacer un gran recorrido por la página ya que ésta tiene muchos enlaces que incluso mandan a la misma página.
 
Bueno, una vez que la encontré no pude realizar la compra ya que al momento de ingresar mis datos generales el formulario se refrescaba automáticamente, es decir que el cursor de mi PC se cambiaba de posición y no ingresaba los datos correctamente en el cuadro al que correspondían. Al momento de elegir la ciudad de destino y de origen estos cuadros de selección no me mostraban las ciudades para hacer la elección de Oaxaca y México que son las que yo buscaba.
 
Intenté con dos tipos de lectores de pantalla (JAWS y NVDA) y con tres navegadores (Firefox, Internet Explorer y Chrome) y en ninguna de las combinaciones pude generar la compra. Esta página no es accesible, no me ayudó y por lo tanto no realicé mi compra con esta compañía.
 
Ya con el tiempo encima, busqué a Volaris y lamentablemente ocurrió algo similar a la anterior aerolínea, sólo que en esta ocasión no pude encontrar la sección para comprar sino que encontré una sección para buscar el vuelo y su disponibilidad. Entonces empecé por ese punto, supuse que después de colocar estos datos me enviaría a la compra, pero al ingresar a esta área me encontré con unas ventanas emergentes de promociones de la empresa que me fueron difíciles de cerrar así que pedí ayuda visual para hacer esta acción.
 
Una vez cerradas traté de colocar los datos solicitados. El primer dato que traté ingresar era la ciudad de origen en un cuadro expandible, es decir que al escribir las primeras letras de la ciudad te muestra los resultados. En mi caso no fue así, ya que el cuadro se movía y no dejaba escribir correctamente. Dado que todos los campos en este formulario son obligatorios para pasar al segundo procedimiento que es la compra, si no se rellenan no se puede hacer la validación de los vuelos disponibles. Yo no pude completar este formulario así que bueno mejor recurrí a hacer una llamada y reservar mi viaje vía telefónica. Sé que esto pude haberlo hecho desde el principio, pero lectores, estarán de acuerdo que eso no es justificación para que dichas páginas no sean accesibles a lectores de pantalla u otras tecnologías de asistencia.
 
También quiero mencionar que, aunque no realicé compras en Interjet pude revisar dicha página y no hubo mucha diferencia, ya que siguen los cuadros combinados que se mueven y cambian el cursor de la PC. No hay un enlace que indique claramente que se puede hacer la compra del boleto sólo pude hacer un recorrido para ubicar los enlaces de “administra tu vuelo”.
 
En fin, creo que aún falta mucho por mejorar en cuanto a la accesibilidad de las aerolíneas.
 
Todos somos consumidores y tenemos derecho a poder comprar en línea como cualquier otro usuario. Si contamos con recursos para hacerlo, no veo el por qué estas empresas no se toman la molestia de voltear a nosotros que también trabajamos y nos esforzamos como cualquier ciudadano de este país. Además, no sólo es la inaccesibilidad en los medios electrónicos sino también en la capacitación de su personal para ofrecer servicio a clientes con discapacidad. En Aeroméxico, por ejemplo, una vez me di cuenta que, al aterrizar, el personal no brindó el apoyo necesario a una persona en silla de ruedas para el descenso del avión.
 
Yo opino que nada les costaría sensibilizarse sobre las necesidades de las personas con discapacidad y que, por el contrario, eso les beneficiaría en sus ventas y a ser mejores como empresas.
 
Pero como siempre lectores, ustedes tienen la mejor opinión yo no soy portadora de ninguna verdad, ustedes pueden sacar sus propias conclusiones.
 
Les agradezco y espero sus comentarios y sugerencias para nuevos temas de lo que ustedes quieran que hablemos.
 
Escrito por: María Martínez, accessibility evangelist.