Atajo de Navegación:
Alterno
Hola queridos lectores bienvenidos a soy María.
 
Como les prometí, continuaremos aprendiendo juntos de lo que es la accesibilidad web. Hoy abordaremos el tema desde el punto de vista de las leyes que están impulsando este proyecto y cómo nos beneficiamos las personas con discapacidad.
 
Recordemos que la accesibilidad es un tema demasiado amplio que no sólo se refiere al mundo digital, sino a la accesibilidad en espacios físicos en escuelas, centros comerciales, hospitales, bancos, etc.
 
Pero también accesibilidad es, la sensibilización de la gente que nos rodea como los amigos, familiares, maestros, servidores públicos, compañeros de trabajo, personal de atención a clientes en empresas privadas, etc.
 
Actualmente, México está en un proceso de mejora en cuanto a la accesibilidad en el mundo digital, en el mundo físico y en el cambio de pensamiento hacia una sociedad incluyente.
 
Respecto a la accesibilidad digital, es importante que las personas con y sin discapacidad conozcamos este tema y exijamos al gobierno, al sector privado y a organizaciones sin fines de lucro que hagan sus sitios accesibles.
 
La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD)
 
Es el tratado internacional en materia de derechos humanos de las personas con discapacidad (PCD) más importante del siglo XXI, que México reconoce en su carta magna a partir de la reforma constitucional del 11de junio de 2011.
 
El Estado Mexicano, de acuerdo con el artículo 4o. de la Convención, se obliga a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean pertinentes para hacer efectivos los derechos de las personas con discapacidad. Así mismo, se obliga a celebrar consultas estrechas y a trabajar activamente con las personas con discapacidad, incluidos los niños y las niñas con discapacidad, a través de las organizaciones que las representan. Por último, es importante destacar que las disposiciones de la Convención se aplican a todas las partes del Estado Mexicano sin limitaciones ni excepciones.
 
El 30 de mayo de 2011, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se crea la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, cuyo artículo 32 señala que las personas con discapacidad tienen derecho a la libertad de expresión y opinión; incluida la libertad de recabar, recibir y facilitar información mediante cualquier forma de comunicación que nos facilite una participación e integración en igualdad de condiciones que el resto de la población. Para tales efectos, las autoridades competentes facilitarán de manera oportuna, y sin costo adicional, la información dirigida al público en general, en formatos accesibles y con las tecnologías adecuadas a los diferentes tipos de discapacidad. Asimismo, promoverán la utilización de la Lengua de Señas Mexicana, el Sistema de Escritura Braille y otros modos, medios y formatos de comunicación, así como el acceso a los nuevos sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones, incluido Internet.
 
La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ha señalado que el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones crea oportunidades para todo miembro de la sociedad, incluyendo a las personas con discapacidad y que cuando las tecnologías de la información están al alcance de todas las personas, facilitan la realización del potencial y permiten a las personas con discapacidad contribuir en el desarrollo de la sociedad.
 
No obstante, muchas personas con discapacidad siguen sin poder aprovechar plenamente las posibilidades de Internet porque la mayoría de los sitios web son inaccesibles para las personas con discapacidad visual, o dependen en medida excesiva del uso del mouse. Las personas con discapacidad se encuentran entre las más marginadas de la sociedad y generalmente no se toman en cuenta sus necesidades para el desarrollo de dichos sitios.

El 30 de abril de 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa Nacional para la Igualdad y No Discriminación 2014-2018, en el cual se establece la “Estrategia 1.3. Consistente en generar y aplicar la normativa que garantice progresivamente la accesibilidad universal en el quehacer de la Administración Pública Federal (APF) junto con las siguientes líneas de acción: 1.3.4. Emitir instrumentos jurídicos para establecer progresivamente la obligatoriedad de contar con páginas web y servicios electrónicos institucionales accesibles y 1.3.10. Impulsar la emisión de normas y especificaciones técnicas obligatorias sobre accesibilidad universal en los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión.
 
El 30 de abril de 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad 2014-2018, en el cual contempla el objetivo consistente en incrementar la accesibilidad en espacios públicos o privados, el transporte y las tecnologías de la información para las personas con discapacidad y la Estrategia 5.3. Garantizará el derecho de las personas con discapacidad, a la accesibilidad, diseño universal, transporte, y tecnologías de información y comunicación.
 
Como podemos ver estas nuevas leyes están obligando a los gobiernos de nuestro país a ser mucho más incluyentes, a implementar nuevas y mejores estrategias de accesibilidad tanto en espacios físicos como en el mundo digital.
 
Esto es un largo camino que ya empezamos a recorrer de la mano de instituciones, organizaciones y empresas interesadas en el tema. La accesibilidad debe ser prioridad y debe establecerse de manera obligatoria. Como personas con discapacidad, debemos exigir nuestros derechos.
 
Les agradezco su amable atención, dejen sus comentarios y sugerencias.