Alterno

A pesar de que en los últimos años se ha logrado un significativo avance en materia de accesibilidad en los sitios web y contenido en Internet, aún hay mucho trabajo que realizar en este rubro, principalmente en la manera en la que la mayoría de las personas planea, crea y diseña el contenido y/o sitios web, debido a que generalmente no se toma en cuenta las necesidades de accesibilidad web, y esta forma de concepción del contenido y/o sitios web dificulta que todas las personas, independientemente de su condición, naveguen de manera adecuada en la web. 


Algunos mitos que impiden lograr un mayor avance en la práctica de accesibilidad web se presentan a continuación:


Mito

Realidad

La accesibilidad de un sitio web se resuelve creando una versión alternativa “sólo texto", sin imágenes, ni colores.

Si se tiene un sitio web construido inicialmente de forma accesible, no es necesario, tener dos versiones del mismo sitio. Sin contar que, el hecho de tener dos sitios, duplica el esfuerzo requerido de mantenimiento de éstos.

 

Los sitios web “sólo texto” son accesibles.

Aquellos sitios que únicamente contienen texto pueden ser difíciles de entender por personas con discapacidad cognitiva o con dificultades visuales.

Los sitios web accesibles son feos y aburridos.

 

Un requerimiento clave en la accesibilidad para web, es separar el contenido (HTML) de la apariencia visual (CSS). Debido a que la apariencia visual de un sitio web es definida por las hojas de estilo, la accesibilidad en sí, no debería tener ningún impacto en el diseño visual.

Las personas con discapacidad no utilizan la web

Del total de la población mundial, un billón de personas vive con alguna forma de discapacidad. Para las personas con discapacidad, la web y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) son herramientas particularmente valiosas para ejercer su derecho a la información, así como para promover una mejora en su calidad de vida.

La accesibilidad web es útil únicamente para las personas con discapacidad.

Aunque las personas con discapacidad suelen ser los usuarios más beneficiados al aplicar la accesibilidad web, no obstante, ésta representa un beneficio para cualquier persona, independientemente de su condición.

La accesibilidad web es asunto de diseñadores y programadores.

La accesibilidad web es asunto de todas las personas involucradas en el día a día de un sitio web. En especial de aquellas personas encargadas de la generación y gestión de contenidos.

Desarrollar un sitio web es altamente costoso y difícil.

La inversión en el desarrollo de canales de distribución digitales accesibles no es significativa. Al invertir en productos y servicios accesibles de forma inicial, la inversión es la misma y el retorno en incremento de base de clientes considerablemente mayor.

Las personas con discapacidad no son mi objetivo.

Las personas con discapacidad, representan aproximadamente un 15% de la población mundial. Por tal motivo, contar con un sitio web accesible e incluyente a personas con discapacidad, abrirá un enorme potencial de mercado.

Basta con soportar los lectores de pantalla para que el sitio web sea accesible.

Existen diversas tecnologías de asistencia, el lector de pantalla es sólo un tipo de tecnología; el uso de éstas depende de la necesidad puntual de la discapacidad de cada persona. La accesibilidad web se logra cuando se tiene el combo: TIC accesibles + uso de tecnologías de asistencia.

Únicamente los sitios gubernamentales deben ser accesibles.


En México, en los últimos años se han producido cambios legislativos importantes en el rubro de accesibilidad, los cuales han obligado a ser accesibles, de primera instancia, a los sitios web del sector público, así como a ciertos portales del sector privado, como los operadores de telecomunicaciones. No obstante, cualquier empresa, organización o institución puede verse altamente beneficiada con las bondades de la accesibilidad web, atendiendo el importante mercado potencial que conforman las personas con discapacidad.


Estos son solamente algunos de los mitos que rodean a la accesibilidad web, que deben ser desterrados, con el objeto de desarrollar y diseñar sitios web verdaderamente accesibles, a efecto de que todos los usuarios naveguen de manera adecuada en la web, independientemente de su condición.