Alterno

El Tratado de Marrakech para Facilitar el Acceso a las Obras Publicadas a las Personas Ciegas, con Discapacidad Visual o con Otras Dificultades para Acceder al Texto Impreso (Tratado de Marrakesh) tiene como objetivo ampliar la disponibilidad de libros protegidos por copyright para las 300 millones de personas con dificultades de lectura de la letra impresa en el mundo. Si bien existe desde hace mucho tiempo la tecnologí­a para crear contenido accesible, sobre todo en paí­ses en desarrollo existe una carencia de libros y contenidos culturales para todos. Para resolver esta "hambruna de libros" se aprueba en Marrakesh en junio de 2013 un Tratado internacional que entró en vigor en septiembre de 2016. Más de 75 países lo han ratificado a la fecha, entre ellos México.

Garantizar que las personas ciegas o con dificultades de lectura tengan acceso en igualdad de condiciones que quienes ven a los libros significa un paso fundamental para que todos podamos participar de manera plena y significativa en la vida política, económica y cultural. Sin poder leer, informarse o navegar en internet, las personas con discapacidad quedan excluidas de un número creciente de actividades. Hay que recordar que tan sólo en México más de 70 millones de personas navegan en internet y lo hacen para realizar actividades cada vez más relevantes como trabajar, educarse o informarse. Es una medida clave para lograr que todos los derechos de las personas con discapacidad, mismos que se detallan en la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad se garanticen de manera adecuada.

Una parte fundamental del Tratado es que facilita la capacidad de crear, leer y compartir libros y otros materiales culturales en formatos accesibles. En México diversas organizaciones públicas,  privadas y de la sociedad civil están trabajando de manera ardua para lograr lo anterior.

En HearColors buscamos contribuir a lograr que todas las personas tengan acceso a los formatos digitales accesibles a través de los sitios web accesibles que declaramos como tales y a través de los cursos que ofrecemos para que programadores, diseñadores y creadores de contenido se aseguren de que cualquier persona pueda acceder a sus publicaciones.

Crear un contenido accesible, con diseño universal, del que todos podamos disfrutar no es una tarea difí­cil o cara. Si se siguen ciertos criterios básicos de accesibilidad todos podemos contribuir a disminuir la brecha digital y a lograr un mundo más incluyente. Los invitamos a todos a crear, programar y diseñar sitios y contenidos accesibles, siguiendo los siguientes tips:

  1. Estructura de manera adecuada tu documento: usa encabezados que faciliten la lectura de documentos largos que no sólo den estructura visual sino de navegación.
  2. Utiliza un estilo claro: usa tipografías sencillas, un espaciado de más de 1.5 y al menos 12 de tamaño de letra.
  3. Incluye texto alternativo en las imágenes: Siempre que una imagen transmita contenido, añade un texto alternativo que describa su propósito en el documento de acuerdo al contexto.
  4. Uso de colores: Nunca transmitas contenido tan sólo a través del color. Muchas personas no sabrán distinguir la diferencia.
  5. Metadatos: Siempre guarda tu documento con un título claro que describa su contenido y asegúrate que está identificado el idioma en el que está escrito.